4/09/2018


Busco algo muy hermoso
Perdido entre las tinieblas
De los cielos más remotos,
Bañado por luz de estrellas
En los más lejanos polos.

…y otra tierra prometida
Me han dicho he de encontrar
Otra tierra que ignorada
En algún lugar está.                                                   
En un mundo diferente
Donde poder habitar;
Donde los días no pasan
Pues de nada sirven ya.
Es algo que nadie ha visto,
Que nadie en la vida verá,
Que todos dicen que existe
Pero dudan si allí estará.
Qué fugaz nuestro paso
Por la vida terrenal,
Allá el alma es lo que vale
Y el amor y la humildad.
Alguien dijo que existe
Y dudo si allí estará.

Más merece mi sospecha
Otro ideal de vivir,
Otra alma a quien rogar,
Alguien más por quien sufrir.
Si es tanto el tiempo que pido
Si es tanta y tanta ilusión,
Si es tan corta nuestra vida,
Y al final ya no hay perdón
¿para qué creer en otra
con obstinada obseción?
Y porqué no ver en ella
El alma inmensa del amor.

Busco algo muy hermoso
Perdido entre las tinieblas
De los cielos mas remotos
Bañado por la luz de las estrellas
En los mas lejanos polos.



Quetu, 2008

9/27/2015

Allá yo

Estoy sentada afuera en mi amada intemperie, observando la luna y balanceándome en el sillón colgante de mimbre que puse hace unos años en mi balcón, viendo un conjunto de hermosas enredaderas florecidas, sintiendo el olor a mimbre y escuchando nada más que los grillos y a la distancia algún camión que transita la autopista, o la ruta... Me acuesto en el suelo y me quedo mirando las estrellas, tapada con mi bolsa de dormir y dialogando con cada ola que se acerca y me saluda. La marmita está sucia, está empezando a caer rocío y todavía no armamos la carpa, pero el espectáculo que nos ofrece el cielo es hipnótico. Pienso que si no estuviera acá, estaría observando la luna balanceándome en el sillón colgante de mimbre que puse hace unos años en mi balcón, viendo un conjunto de hermosas enredaderas florecidas, sintiendo el olor a mimbre y escuchando nada más que los grillos y a la distancia algún camión que transita la autopista, o la ruta...

9/25/2015

Me gusta porque sí.


Me gusta el aire libre porque en esta vida donde todo es un servicio que algo sea libre es un particular hallazgo. Me gusta porque el ocio no es tiempo perdido y porque si buscamos amigos los encontramos en cada ser vivo que nos rodea. Me gusta comer galletitas sin pensar que voy a llenar el piso de migas, y caminar con los pies sucios porque todo está sucio entonces todo está limpio.
Me gusta el aire libre porque me mantiene despierta; hace frío, hace calor, y no me puedo quedar quieta. Me olvidaba de mencionar que hay muchas cosas para hacer y ninguna de ellas son obligaciones. Me gusta que no exista la ansiedad, que el concepto del tiempo parece obsoleto frente a un árbol que permanece quieto toda su vida y si hablamos de la vida se me ocurre pensar que el único lugar donde parece transcurrir sola e independiente es en el aire libre.
Me gusta la estética de la naturaleza, los colores combinados sin querer o el querer combinar los colores como lo hace ella. Me gusta que no hay explicaciones, en el aire libre las cosas pasan y punto, las razones luego las buscamos nosotros; no hay argumentos como los que estoy dando, no se piensa sino que se vive, se sintetiza la vida y detrás de cada una de las preguntas me surge adaptarme a esos conceptos y decir que me gusta porque es simple, me gusta porque sí.

7/12/2015

A mar te

Va  y viene y en cada ola me saluda, y después se va, como diciendo ‘¡Nos vemos la próxima!...’   Y así, cuando todos se retiran de este concurrido lugar nosotros podemos dialogar tranquilos. Algunas veces me cuenta historias de naufragios, otras veces me trae regalos de lugares lejanos, y cuando camino hacia él me abraza rodeando mis piernas y hundiéndome en la arena para que no me vaya. Me empuja con tanta fuerza que difícilmente puedo salir, y recuerdo allí que somos humanos y que estamos atados a la tierra y a las fuerzas moderadas, que al mar solo podemos espiarlo, porque le pertenece a otros. 

6/24/2015

El perro le va a decir al perro

            El tiempo no tiene una sino muchas vueltas. No estoy segura si ella recuerda los principios o conjuga los tiempos para formar una cronología de períodos entrelazados, pero me aseguro de que si el tiempo fuese tangible se volatilizaría en sus manos.
            Ella siente por momentos efímeros que los cuadrantes de la dimensión del tiempo se desestructuran y los ejes comienzan a formar líneas sin dirección. Quizás recordar es lo que me haga girar hasta perder el sentido de la orientación y me sitúa en un camino de empalmes continuos y por eso el rumbo puede formar un ángulo recto con respecto al camino que estaba transitando.
            Con el intento de oponerse a la estructura temporal, ella no es más que una simple renovación de mujeres distintas unidas por el hecho de pertenecer a la misma persona. ¿Acaso la estabilidad comprende continuos cambios o el nivel máximo de satisfacción es la monotonía?
            A esa mujer no le cabía duda que hasta cumplir los deseos podría ser el evento mas rutinario si se repite a diario, y cree que un camino tiene que tener un fin, porque de lo contrario perdería el sentido estar transitándolo. 
Ella vive en un mundo de maravillas, donde insertarse a la rutina supondría una colocación incómoda y el mantenimiento de una tensión entre dos modos de vida diferentes, y tal vez esencialmente incompatibles. Si existe la posibilidad de que nuestros valores estén invertidos y que las cosas se relacionen infinitamente aunque su simple relación sea el antagonismo, puedo volcar a un papel ideas inconexas para darle sentido a este mismo, y referirme a la vida como conjuntos. 

6/02/2015

Lo esencial es visible a los ojos


Caminaba por la calle respirando aquel aire que tiene olor a alegría, a otoño, a domingo de 1995, pateaba las hojas secas y pensaba como era posible que me sintiera tan feliz cuando caminaba por la calle. El sol tibio, las hojas en el suelo, la brisa con perfume a invierno, esas pequeñas cosas me hacían sentir feliz. 

Un momento... ¿Pequeñas?
La naturaleza no es pequeña, y en 1890 a alguien se le ocurrió construir una ciudad y llamarla La Plata, plantar ocho árboles de hojas que no eran perennes por cuadra y ubicar una universidad en la triple frontera platense. Después a otro alguien se le ocurrió que esa universidad fuera la de ciencias naturales, a la que cientos de personas por día entraban y salían con ideas nuevas. A su vez, yo me estaba gestando en la panza de mi mamá, quien con mucho sufrimiento y esfuerzo me paseó dentro de su cuerpo hasta que yo saliera de ahí. Años más tarde aprendí a caminar, que no porque todos sepamos hacerlo hay que menospreciar el logro... Luego vino la escuela primaria, después la secundaria y el día en que se me ocurrió que quería estudiar lo que estudio. Acto seguido empecé la facultad, la dejé, la volví a empezar y en el segundo año estaba sola, no conocía a nadie. "¿Puedo sentarme con ustedes?" le dije a una chica, y ella me dijo que si, y ella después fue mi mejor amiga. Mientras eso ocurría un arquitecto estaba diseñando un edificio cerca de mi facultad. Y tras cuatro años de amistad con mi compañera de cursada decidimos alquilar un departamento y vivir juntas, queríamos un departamento relativamente nuevo, que entre el sol y que esté cerca de mi facultad. Y mi amiga se fue de vacaciones y conoció a una chica que venía de Francia y estaba de intercambio y no sabía donde vivir, entonces le dijo que venga con nosotras. Entonces ahora somos tres amigas viviendo juntas, y me peleo y me arreglo porque ellas son las hermanas que siempre quise tener, me divierto mucho mucho con ellas. Y cada vez que me voy de nuestro hogar ellas me dicen ''suerte!'' y yo piso la calle sabiendo que voy a tener mucha suerte. Entonces camino hacia mi facultad respirando aquel aire que tiene olor a alegría, a otoño, a domingo de 1995, pateo las hojas y pienso como es posible que me sienta tan feliz cuando camino por la calle. El sol tibio, las hojas en el suelo, la brisa con perfume a invierno, esas enormes, soñadas e innumerables cosas me hacen sentir feliz.

3/05/2014

Para oponerme al intento de imponer al hombre, criatura que crece y puede demostrar bondad, que es capaz de beber el néctar de los labios barbados del Señor, para oponerme al intento de imponerle leyes y condiciones sólo apropiadas para una creación mecánica, levanto la cerada pluma...

1/30/2014

Todos los cometas son el Haley

  La realidad básica es que las cosas que producen miedo a la gente y las cosas que matan a la gente son muy diferentes. El egoísmo puede ser una base de acción que puede dar lugar a una sociedad armoniosa. En este caso, los conflictos de intereses, en lugar de resolverse por la competencia económica, se resolverían por la capacidad natural de simpatía, de conveniencia. 
  Esto no significa que la discriminación vaya a terminar, por ejemplo, sólo que la gente se avergüence de mostrarla. Que sea socialmente inconveniente. Según la teoría de Glaucon todas las personas por naturaleza son injustas, en consecuencia del egoismo.
Simpatía.  
Explicar como la gente obtiene lo que desea.

El precio de los niños

No es tanto una cuestión de qué se hace como padre, sino de quien se es como persona. 
Obsesivo o no, cualquier padre quiere creer que está marcando una gran diferencia en el tipo de persona en que se convierte su hijo. Si no ¿por qué preocuparse?


11/10/2013

La teoría de los sentimientos morales

A pesar de lo egoísta que un hombre pueda suponerse, evidentemente existen algunos principios en su naturaleza que lo llevan a interesarse por la suerte de los demás y a convertir la necesidad de éstos en necesaria para sí mismo, aunque no le proporcione nada, salvo el placer de contemplarlo. 

10/13/2013

El lado oculto de todas las cosas


Tuvimos desde 1885 una recesión cada 4 años, en promedio. Solo 4 veces a lo largo de toda nuestra historia pudimos crecer 4 años consecutivos al 4%, que tampoco es una taza tan importante. Solo 4 veces a lo largo de 125 años pudimos lograr esto. 
Desde 1975, osea 38 años, Argentina tuvo 14 recesiones. Y además de esto tuvimos una crisis con nombre y apellido cada 5 años. Una crisis con nombre y apellido para mi es una crisis machaza, como son los huracanes en Estados Unidos, nosotros les ponemos otros nombres (Rodrigazo, Tablita, Plan Austral, Plan Bonex, Plan primavera, Hiperinflación, 2001) y esto es lo que nos hace un poquito más impacientes y cortoplazistas.

Parece que es difícil saber con exactitud lo que uno quiere. A tal punto que hay quienes creen que es mejor no tener demasiado para elegir. 
Henry Ford aseguraba que cualquier cliente podía tener un auto del color que deseara, siempre y cuando quisiera que fuera negro, que era el color del que salían todos sus autos para abaratar costos.

Los costos hundidos

Los costos hundidos son aquellos que no pueden recuperarse y que, por ende, no deberían alterar los resultados de una decisión a tomar. Los ejemplos de este tipo de error en la vida cotidiana son infinitos: pagaste $50 por una clase de tenis por adelantado, por ejemplo, y eso requiere que te levantes un sábado a la mañana en vacaciones aunque tengas mucho sueño, igual lo haces para no perder la plata. En esa circunstancias vale hacerse la pregunta inversa: ¿No pagarías $50 para poder seguir durmiendo?

4/13/2013

Y bendita sea la impulsividad, porque nuestra falta de discernimiento nos presta a veces buen servicio cuando fracasan nuestros planes más elaborados.

2/11/2013

Ser assim

Soy inquieta pero me gusta estar tranquila, me gusta la naturaleza, el aire libre y otras cosas lindas de la vida. Me gusta leer sobre economía, me gusta Rulfo, Verne y la poesía. Disfruto mucho la mañana, mirar una montaña, y estar sola en el medio de la nada.
Me gustan todas las frutas excepto la manzana, las tortas, las cosas dulces y las frutillas sin nada. Odio la zanahoria, el apio, la radicheta y las nueces, mezclados me dan nauseas... dlaj, mejor no digo nada.
Amo la aventura y las cosas distintas; no me gusta el surf, los cuatriciclos, las 4x4 ni hacer cinta. Me la paso haciendo deportes, aunque no me destaque en ninguno. Odio salir a correr, el frío intenso de la montaña, y siempre que camino a lo alto me apuno. 
Me emocionan algunos inventos; no entiendo el by-pass ni como flotan los cruceros, aunque del T-CAS de los aviones puedo hablarte sin límite de tiempo. 
Odio las películas y el teatro, no puedo estar quieta en el cine, pero leyendo un libro o hablando con mis gatos me puedo pasar horas... y horas. 
Me cuesta mucho dormirme y también levantarme aunque amo la mañana. Sueño con hombres, casas viejas y cosas raras, también con mujeres.. pero de eso no puedo contarte nada. 
Amo las casas, me gustan las inglesas, odio el minimalismo, los colores fuertes y a Enrique Iglesias. Me encanta decorar y los ambientes luminosos. Me gusta jugar a juegos de mesa y no los considero ocio. 
Me gusta mi trabajo, mi país, mis animales, mi carrera y mis cosas. Soy feliz con mi vida, me gusta ser así, aunque me gustaría ser distinta.   

11/12/2012

El vuelo 623 de Dream Airways.


Nos instalamos en el camping, cada uno con su carpa excepto Julián y yo que decidimos dormir en el auto. Pasa rápido la noche y al día siguiente nos levantamos muy temprano para tomar el vuelo. 
Subimos a un Airbus 380 por la puerta trasera que nos conducía a la primera clase, nos sentamos, nos conocíamos todos. En el televisor principal de primera clase estaban pasando un noticiero con la filmación de un avión con el fuselaje en llamas, gente tirada en el piso, los asientos a medio quemar y una mujer en primer plano con su bebé diciendo que todo era un caos y que su bebé estaba muerto. Me asomo para ver el sector Turista y noto que es ahí donde está ocurriendo el incendio.
Corro, grito, todos gritan, con un brazo enyesado golpeo las ventanas y el policarbonato ni siquiera se raya. Entonces accedo a la puerta y logro abrirla, bajo corriendo y detrás mio bajan dos personas mas. La puerta se cierra.
Escucho el zumbido de los motores de un space shuttle que amagan despegar, hasta que el avión despega, estalla en el aire como los muñecos de año nuevo, cae el motor, salen fuegos artificiales, pánico.
¡¡Julián está adentro!! pienso, lo digo llorando, hubiese preferido morir yo también. Los espectadores lloran. Me llega un mensaje suyo diciendo ''Están tus amigos, hay Boeing 747, 737, Airbus 380, 330, 320, te amo''
-Las estrellas cuando se mueren se convierten en agujeros negros - Me dice una chica, y el avión que no paraba de estallar en el aire se consume y cae como una esfera luminosa a mi mano. Yo no paraba de llorar.
Me levanto llorando, y mis primeros indicios de conciencia aparecen cuando veo a Julián acostado al lado mío, sin saber todo lo que le había pasado.

11/10/2012

No hay nada más perjudicial para el espíritu aventurero del hombre que la idea de un futuro estable. El núcleo esencial del alma humana es la pasión por la aventura. La dicha de vivir proviene de nuestros encuentros con experiencias nuevas y de ahí que no haya mayor dicha que vivir con unos horizontes que cambian sin cesar, con un sol que es nuevo y distinto cada día.

11/06/2012

Flagelo

Automáticos son los pensamientos que me derivan a la misma situación; sentarse, dudar y pensar siempre las mismas cosas, que parecen ser abstractas, ficticias, un sueño y nada más. Ese rumbo delante es el impulso pero todavía no se si confiar. 

Esperar cada minuto, cada segundo, cada día pasa lento y se descuenta, sin embargo tan fugaz la vida. Me derrito en él; él en mi; yo en la súplica, de momentos esporádicos y actualmente irreales que decantan en el deseo relacionado (como siempre) con el amor. 

Mi vida evoluciona y se libera de lo mas grandioso que tiene. Ahora que estoy vacía cabe otro mundo en mí. Ahora que la felicidad me exige, las lágrimas se desfallecen y vuelven a ser (como siempre) un texto más...

Conjuntos

Insertarse implicaría una colocación incómoda y el mantenimiento de una tensión entre dos modos de vida diferentes, y tal vez, esencialmente incompatibles.
Si existiese la posibilidad de que nuestros valores estén invertidos, y que las cosas se relacionen infinitamente aunque su simple relación sea el antagonismo, puedo volcar a un papel ideas inconexas para darle sentido a este mismo, y referirme a la vida como conjuntos.

10/30/2012

Imperfectos



Imagínense la situación conjunta de dos personas solas un sábado a la noche sin saber que hacer. Greta y yo. Sin ganas de hacer algo. Con las simples ganas de pensar ¿Simples?.. y de recordar un poco ¿¡Un poco!? 

Lo interesante de la vuelta es caminar por la calle y pensar que nadie sabe lo que viviste, apreciando la hipotética idea de que la gente realmente esté preguntándose qué habrás vivido; pero sabemos que eso es imposible. Es temporal, me dicen. ¿Qué es lo que convierte esos lugares en mi casa los pocos dias que habito en ellos? Probablemente la insatisfacción de vivir en este páramo.
Esas veces que hay cosas que no puedo decir. Secretos que no puedo contar ¡Porque no los puedo contar!
Eso es, se sugiere poseer la virtud de escuchar como un amigo lo hace. Si lo fueses, podría contarte todo. 


Si lo fueses podría decirte tantas cosas. Pero ¿le interesaría a un amigo? 

Imperfectos. Esa es la palabra precisa. 

 Hay algo que intento decir y sin embargo no puedo.

Qué idea tan recurrente.

Dicen que cuando estas despierto es porque no estas dormido.

7/01/2012

A destino

Salgo de mi casa impaciente por llegar al destino al que me dirijo, camino diversas cuadras y finalmente estoy ahí. A las cinco o seis de la tarde en invierno es de noche, y cuando pienso en volver estoy pensando en cosas espeluznantes, pero no puedo quedarme eternamente allí, entonces decido partir.
El regreso a mi casa no es de mi agrado, y no sólo porque aquellos momentos en el día que me hicieron sentir satisfecha se acaben, sino porque la dicha ruta que debo tomar es solitaria en compañía del miedo.
Me despido de todos, queda uno solo que hará dos cuadras conmigo. Uno Solo se despide, y quedo sola, o conmigo, es lo mismo. El aire del día de hoy es espectacular, me transporta a veranos inborrables, memoriosas tardes que me acompañaron cuando así lo quise, y diversas otras cosas que no comprenden nada más que imágenes incesantes. Mientras camino aquellas imágenes me entretienen de manera gratuita para evadir el pánico. Cruzo una calle -Señor déjeme pasar rápido.- doblo, me cambio de vereda, voy, vengo, -Ese tipo me da miedo.- camino rápido pero el tiempo en el que llego es el mismo.
Me estoy acercando, mis sentidos al acecho porque soy una presa en estas cuadras, que no son más que mías. Soberanía.
El aire ya no es tan lindo, una leve brisa muy fría parece hacer remolinos en los cruces de las calles por esta zona. Como en esta zona hay más árboles hay tanto oxígeno que me cuesta respirar, el aire me falta, deberían sacar algunos árboles, eso pienso yo.
Empieza la corridata, caminar rápido, ¿por qué no correr?, ridículo, paranoia a flor de piel, intento ir a la par de una pareja que va de la vereda de enfrente, ¿Ellos harían algo por mi? Al menos pienso que no me podría pasar algo peor, yo no brindaría algo mas que mi consuelo si estuviese de la vereda de enfrente, o tal vez si, como supongo que lo harían ellos, me conviene pensar que lo harían, entonces camino a la par, pero en la otra vereda, lógico, no podría ir a la par por la misma vereda porque no entraríamos, las veredas en esta zona son angostas, perfectas para cometer un crimen, -¡No hay criminales en esta zona!- no, ya lo sé, pero puede estar en mi imaginación cuando yo lo desee, o cuando lo desee mi cuerpo, que funciona distinto que mi deseo. Deseo llegar, ya casi llego, tengo que cruzar la calle -¡Señor Déjeme cruzar rápido!- cruzo, introduzco mi mano ilegalmente para abrir la puerta, la abro, la cierro, portazo ¡PUM!
Parece que se cae, pero no, lo único que se cae es la confianza.

3/05/2012

Porque las vacas


Dentro de un paisaje ficticio, donde un lago refleja a un pino y el pino que se ve reflejado en el lago es uno de los mas altos que vi en mi vida, yo digo: -Que lindo el reflejo del árbol sobre el agua, está al revés, que loco si fuese real-. 
A lo que él responde; -¿Vos considerás que todo lo que ves, sólo por verlo es real?- Y yo digo que si -¿Y cuándo te ves al espejo sentís que lo que estás viendo es de verdad?- Yo insisto con que si, entonces él dice; -Mirá que loco-.

4/21/2010

Bajo la mesa durante la tormenta

Obsesiva, exagerada, irresponsable, indiferente, suceptible, vulnerable, multifacetica, inquieta, inconstante, cambiante, ilusa, colgada, diferente (¿a?)

Curiosa, optimista, entusiasta, comprensiva, orgullosa, dócil, creativa, ingeniosa, ocurrente, independiente, realista, visionaria, vivaz, dual

y todo lo contrario...

8/24/2009

Donde mueren los niños

La fascinación rebalza de cada palabra que escribo. Las llena, les da cuerpo, les da gusto y color. Las amaza, las deforma y las forma, las aplasta y las transforma.
Su presencia me amordaza dejαndole hacer lo que crea que sea adecuado; me imita, me restringe, y a veces deseo que me trasmita un poco más de amor. Mis límites se encuentran en su conciencia, y encadenados se resignan a seguir siendo límites y pasan a ser silencio.
Por plegarias y palabras a veces lo encuentro, lo imagino, no lo toco pero lo invento, lo personifico, lo represento. Mi inconciente se llena de miedos que son inexorables, y también son apasibles; son peleas que me reconocen como un sistema y tal vez no como una persona, pero se me hace inútil protegerme sola.
Te digo que se me hace inútil protegerme sola, es difícil seguir viva en un mundo donde todos mueren, y yo también.


8/18/2009

''Las conciencias tranquilas''

(Entra uno mas, las conversaciones se interrumpen. Los bailarines dejan de bailar. La musica calla. Se hace un gran silencio)

Uno mas: - la policia, de la que me honro ser jefe, acaba de recibir una carta anónima en la que su autor, tal vez un loco, amenaza con matar esta misma noche al responsable de su desgracia, no dice cuál, ni dice quién.

(todos sonrien, se encojenn de hombros, se miran entre sí. Piensan. A medida que piensan sus rostros se demudan, palidecen, tiemblan,. De golpe, TODOS --Menos uno-- gritan.)

TODOS: --¡Cierren las ventanas, barriquen las puertas, apaguen las luces!

(en medio del desorden las ventanas son cerradas, las puertas atrancadas, las luces apagadas. todos menos uno huyen a esconderse. Quedan en escena unicamente uno mas y menos uno. )

uno mas: ¿Y vos?

menos uno: Por lo visto, soy el unico que tiene la consiencia tranquila.

uno mas: ¿Ningún cargo, ningun reproche, ningun remordimiento?

menos uno: Mi consiencia es un cristal.

uno mas: ¿Ese anonimo no empaña con el recuerdo de alguna culpa?

menos uno: ¿yo? ¿culpa?

uno mas: Basta, comprendo, seguime.

menos uno: Me habrias, entonces, reconocido!

uno mas: Era tan facil!

(lo toma del brazo y se lo lleva, antes de desaparcer, uno mas se vuelve hacia las bamalinas)

uno mas: Podés entrar. El autor de anonimo ha sido descubierto.

se van

8/17/2009

Ella es tan linda

Es un arco iris,
Una bomba de colores,
Una imagen incesante,
Un coctail de emociones.

Es un mundo de percepciones,
Un miedo inexplicable,
La felicidad sin restricciones,
La droga irresistible.

Tus manos en mi cuerpo,
Tu voz inentendible,
Un implacable sentimiento,
Un te quiero indescriptible.

Mi conciencia en mil pedazos,
El instinto amordazado,
Un recuerdo indescifrable,
El mejor de los pasados.

8/16/2009

Julio de 1998

''Llendo a Bariloche. Haora estoy llendo por un camino re lindo porque en las montañas cuando te agarra la nevlina agarrate catalina. En las montañas cuando subís y cuando bajas te encontrás con toda la inundación. Había una inundacion terrible, a los árboles comunes sólo se les veia la copa y estaban los postes de luz en el agua era terrible nos volvimos locos buscando los carteles con los nombres de las calles y papi hiva a 150 KM de rápido, ojo miren que es mucho, pero la mala suerte es que se me rompió el cablesito de la compactera. Era todo divino, yo siempre le tenia que leer siempre los carteles a papi. Se nos crusó un galante zorro por la ruta.
Estoy viendo unas montañas que parecen de juguete, y habia un choque terrible y yo estoy llorando. Extraño a Winnford.''

6/21/2009

FM Misterio

. Hace unos días apareció al aire cubriendo todo Capital y gran Buenos Aires la FM 100.3 que desde el viernes pasado a la tarde está pasando las veinticuatro horas sólo dance music. Podría ser lo que fue la tan recordada NRG o más, ya que transmite la música que hubiese elegido ésta misma hoy día, sin embargo ahora funciona como una radio no identificada. Los oyentes notan movimientos extraños, no obstante no hay evidencia irrefutable del posible resurgimiento de Fm Energy, pero hay serios indicios.

La enigmática FM carece de locución y propagandas, y el desconcierto de los ciudadanos genera como hipótesis un común denominador para este extraño fenómeno; ‘La transmision está en prueba, y se pasan solo "pizzas" (musica sin locutores ni separadores) con géneros dance, pop, eurodance, retro dance, etc,, que cambia aleatoriamente. Pero, según DICEN sería parecida a lo que fue NRG 101.1.’’

No hay certezas con respecto a la aparición de esta emisora sin nombre, sin embargo los conocedores del tema aseguran que entre pista y pista, unas dos o tres veces al día sale al aire la inadvertida voz de un muchacho en off que dice: ¿¿Todavía no me encontraron en el Aire??’.

Diversos entrevistados aseguran notar cambios raros en el dial, ‘La radio de música clásica es la 100.3 "Cultura Musical" de Capital Federal; esta radio funcionaba con un PPP (permiso precario y provisorio) que fue anulado por el Comfer hace tiempo, por lo tanto, sería falsa ahora. Hay tambien otras FM's en el mismo dial (Por ejemplo el 100.3 de La Plata, o FM Fénix de Martínez, ambas ilegales). Todas estas emisoras serían "barridas" para darle lugar a la nueva FM 100.3 que, dicho sea de paso, sale al aire desde el edificio de "La 100"’

Dicho edificio está ubicado en la calle Mansilla número 2668, que se somete a la ambigüedad de carecer señal cuando se sintoniza la emisora desde la vereda de enfrente, y eso refuta la teoría de que la antena se encuentre allí mismo. ‘Es todo muy raro por el momento. La pregunta es: ¿por qué no sale la emisión en limpio?’


10/01/2008

Corneta (de córneo, justamente)

.....
Desde aquel entonces tengo una pregunta.
Un cuestionamiento que parece algo incoherente.
Una incoherencia con curiosidades adjuntas,
Quizás en un tiempo un poco impertinente.

Demuele de a una mis oportunidades de ser libre,
Cuaja a la libertad para que no pueda expandirse,
Satura mi cabeza de sentimientos que no sirven,
Y parece que en más de un año no puede extinguirse.

Abarrotada me siento en este tiempo desconocido,
y me pregunto seguido porqué vive la gente.
Aunque a veces considero a este amor embellecido
No paro de preguntarme, sin consolarme, si me querrás siempre.




.

8/23/2008

Sin salida.

Entrelazada por los tentáculos del recuerdo,
Enraizando una nostalgia muy profunda
Que crece en una tierra que tanto quiero,
Apartándola de todo lo que de ella circunda
Inundando de agua turbia mis alegrías,
Turbulentos entonces serán mis pasos.
Buscando recovecos para pasar los días
Refugiándome de esos lugares que extraño tanto.
Llevándome de los pelos a lugares siniestros,
Amordazando el instinto que tanto libero,
Rodeándome de besos poco funestos
Donde difícilmente prospero.
Ya no sé que hacer al respecto...


.

7/26/2008

Amor 68:

Libertad o presión. Se siente en el ambiente la confusión de este amor que me lleva y me trae por los ilimitados caminos del deseo. Aquel número es él, que no le suma ni le resta a ninguno de los otros, que es un número par como esta relación; que a la vez ese número + 1 me deja en una extraña posición.

Me levantó el deseo de que aquel sueño sea cierto, pero realmente no sé hasta dónde llegarán las cosas a partir de este momento. En el aire de cada suspiro hay amor, aunque yo a él no lo ame; y en el amor del aire que respiro a veces hay esperanza.

En este nido el material de construcción es esencial, y por eso también te diga, sesenta y ocho, que el amor no es mucho más que un color en el aire. Y que un día quisiera, si camaleón no te llaman, que me esperes pintado en aquella esquina.

3/02/2008

''Decí mucho.''


Un bosque. Un grupo de árboles. De muchos árboles. Decenas, cientos, miles que se unen en un espacio. Nunca son uno. En ningún bosque vas a ver un árbol sólo y si lo ves, inmediatamente deja de ser un bosque. Este podría estar en muchos lugares, pero está acá. Con todos sus colores, sus verdes, sus marrones, sus amarillos, sus etcéteras. Y cuando hablo de colores estoy hablando de más colores de los que entran en la paleta de cualquier pintor. No hay una hoja que se parezca a otra, aunque sea del mismo árbol. Siempre existe algo que las distingue y si existiera la posibilidad de que haya dos exactamente iguales, siempre está la predisposición de algún insecto para romper esa igualdad. Acá vas a encontrar alisos, arces, cedros, cerezos, jacarandaes, manzanos, naranjos, olmos, abedules y muchos más que aunque los enumere no sabrías de que clase de árbol estoy hablando. Están unidos como si fueran el mismo. Sin miedo a compartir espacios, a sentirse parte de la misma familia. No importa si son altos, bajos, de troncos más gordos o más finos, de mayor o menor follaje. Ellos se sienten árboles y con eso es más que suficiente. Muchos de ellos dan frutas, todos dan oxígeno y todos nos dan mucho más que eso. Ahí es cuando entra la mano del hombre. Con su tala y procesos posteriores, se van a obtener diversos productos de su madera. Por ejemplo, puertas para entrar en casas en donde vas a encontrar mesas y sillas en las cuales la gente se sienta a comer, a tomar algo, a tener una charla. Otras puertas que te van a llevar a dormitorios en donde vas a encontrar camas en donde la gente hace otras cosas además de dormir. Puertas que te hacen entrar a muchos lados. Lo mejor de las puertas es eso, siempre te llevan a algún lugar. En ocasiones te llevan a lugares inciertos, pero siempre hay alguien que disfruta de eso. También de la madera se puede hacer papel. Papel de todo tipo. Papel blanco para que los chicos dibujen. Rayado para que los estudiantes estudien. Papel de servilleta para limpiarse y papel higiénico para limpiarse pero distinto. También papel para que un escritor empiece a escribir una historia. Tal vez una historia de un bosque como este. Con miles de árboles pero también con una historia escondida. De la cual miles de lectores se van a hacer fanáticos y de la que el escritor también se va a hacer, pero no fanático, sino millonario. Vendiendo millones de ejemplares en todo el mundo, vendiendo derechos para que se traduzca a cientos de lenguajes, vendiendo la licencia para que se haga una película. Y está película, con un director famoso y con actores más famosos que el director recorra el mundo y haga del escritor un escritor aún más millonario pero menos respetado. Mientras tanto él va a escribir la secuela de este libro, para que todo el proceso se repita. Una y otra vez. Hasta que la historia se desgaste tanto que no pueda hacer más historias sobre este bosque. De todas formas esta es una forma más sana de talar. Porque por lo menos el bosque va a seguir estando en el mismo lugar así los niños van a poder seguir jugando a las escondidas, van a poder seguir corriendo entre los árboles, tirándose en el césped a mirar las inmensas copas, aunque parezcan menos inmensas para los más grandes. Los enamorados van a poder pasear y los que se desenamoraron van a poder pasear y volverse a enamorar. Los fantasmas y brujas van a tener un lugar para vivir. Todo esto puede pasar en un bosque. Y no sólo esto, porque por supuesto puede pasar mucho más. Acá las nubes pasan para rascarse en la parte alta de los árboles, el sol juega a crear sombras en el piso. Según cómo se mueva dibuja de distintas formas y el viento lo ayuda, porque con cada soplido las formas cambian de nuevo. Acá los animales juegan, corren, se aman, como si fueran humanos, pero de una manera mucho más simple. Los más afortunados son los que pueden trepar y mirar todo desde arriba. Admirar todo desde arriba. O desde más arriba como lo hace el creador de todo esto. ¿Qué estará pensando en este momento sobre lo que ve? ¿Desde tan arriba se podrá ver todo? ¿Se perderá algo? ¿Podrá ver cómo se reproducen los gusanos? ¿Cómo crece el pasto poco a poco? ¿Cómo quedó lo que él creó después de tanto tiempo? Quizás nunca lo sabremos o quizás sí. Pero lo que sí sabemos es que este bosque tiene muchas más cosas de las que en un primer momento pudimos o creímos ver. Imaginemos que nos perdemos en este bosque. Pero al perdernos encontramos cosas que de otra manera nunca hubiésemos encontrado. Sonidos que nunca hubiéramos escuchado, colores que nunca hubiéramos visto, sentidos que recién en ese momento descubrimos. Nos acercamos a la naturaleza, casi nos fundimos con ella. Y descubrimos algo que nadie había descubierto hasta ese momento. Detrás de ese bosque vive un lago, inmenso, de una transparencia impensada, donde se puede ver cada dobles del fondo, donde los peces parecieran estar volando. Y detrás del lago hay montañas y en una de ellas hay una cueva. Una cueva en la que un oso pasa todo el invierno. Y detrás de esa montaña hay una ciudad. Una ciudad en donde viven miles de personas. Y detrás de esa ciudad hay otras ciudades similares a la anterior. Y así siempre detrás de cada ciudad, viene otra y otra. Hasta que dejan de ser similares. Para después volver a ser similares de nuevo. Todo esto parece ser un sueño, pero es realidad. Un bosque como este inspira a un hombre a crear la frase “el árbol no te deja ver el bosque”. Una de esas frases que te quedan grabadas para siempre en la memoria. Como una foto.


focus

2/20/2008

Cronología de un sueño

Admito que me surgieron dudas incondicionales, junté todas mis fuerzas y con esas ganas contenidas de ver todo siendo otra persona (pero a la vez sentirme la más afortunada) lo ví y no supe como reaccionar. No lo creía, ¿como se puede creer una cosa así? yo estaba estática, aunque también desesperada e insegura. Deténgase. Imagíneselo como yo, ¿lo ve? ¿se imagina usted recibir a una persona que ama después de tantos años sin verlo? Tantas veces me había imaginado este reencuentro y de un segundo a otro ya había pasado. Él estaba actuando indiferente y le salía tan mal su papel que en ese momento hubiese deseado que no me quisiera; pero yo sabía que me amaba.
-No puedo creer que estoy acá-. Me dijo, y negaba la cabeza mientras se reía.
---
Nos quedamos callados porque no sabíamos de que hablar, sabía que no me podía enamorar y eso más me reprimía, sabía que todo esto era un poco ficticio porque nunca ibamos a estar juntos.
t
-Nunca vamos a estar juntos.- Le dije, y me puse a llorar.

11/26/2007

 

.
Principio
claro
brillante
cuasi pegajoso.
.
Colores calientes
¡colores!
gloria.
Vida
.
con sus senderos
caminos.
Violeta
circulos
tiempo.
.
Senderos blancos
nos llevan a lo negro.
Senderos negros
nos llevan a la nada.
.
Reloj; arena.
de la vida
a la muerte.
De la muerte
¿a?
.

RECONOCER palindromas.

¿la moral? claro, mal
la ruta nos aportó otro paso natural
y anilina,
echele leche
no deseo yo ese don.

amigo, no gima
somos o no somos
no solo no lo son
se es o no se es

ama la rata morir o matar al ama



(sé verla al revés...)



.

En defecto:


El amor es la poesía de los sentidos...


pero hay poesías malísimas.



.

11/20/2007

Llegar; llegar, llegar.

Si sabíamos que esto iba a suceder necesariamente y que es tan común como la cosa más vulgar que perciben nuestros sentidos; ¿Porqué tomarlo tan a pecho con preciza ansiedad?

Tuyo es el tiempo, que tus mejores cualidades lo inviertan a su voluntad.


.

Contrito

Veamos que puede lograr el arrepentimiento, ¿qué no logrará?
Pero, ¿qué podría lograr cuando uno no puede arrepentirse?
Era un hombre, en todo y por todo.
Conocí a su familia, sus amigos,
y a él, un poco.
¿tengo que recordarlo? Era el diablo.
Sólo el diablo tiene el poder para asumir una forma tan agradable.
Lo mejor; nunca otro como él.


.

Para llegar; llegar, llegar.

Si esta es la hora, no está por venir.
Si no está por venir, esta es la hora.
Y si esta no es la hora, de todos modos va a llegar.
Lo importante
es estar dispuesta.



.

11/19/2007

De un lugar lejos.

Me limito a pensar que no sentís lo mismo,
obviando por completo (pero con inseguridad) lo que te pasa.
Fueron otros valores
otros amores; nunca otro como él.


Cuando no queden en las redes
mas lugares para hablar y vernos más,
Y en la mente deducciones de lo que será
¿qué será?



3/21/2007

Testigo Nº 72 – Fabiola (22 años).


.
me despertó una especie de escalofrío, me incorporé y entonces fue cuando lo vi:
algo extraño que venía desde el mar directamente hacia mi.
Tardé en creerlo pero sin dudas se trataba del Minotauro, saliendo del agua como cualquier bañista.
.
Horrible pero seductor, me poseyó de manera brutal, nunca había experimentado algo así, una manguera de fuego en mi vientre… quedamos abrazados un rato.
Después se levantó y regresó caminando hacia el mar. Antes de entrar dio media vuelta y dijo riendo:– es imposible no dejar huellas en la arena-.
.
Habré tomando demasiado sol, pensé después, a veces te abomba, ¿Viste?...”

Testigo Nº 41- Un muchacho de unos 20 años


“Salió el tema del ‘encapuchado’, durante aquellos días se hablaba mucho del asunto porque la gente del barrio de Camet estaba asustada.
Por la zona andaba un loco con una capucha en inclusive decían que en un par de ocasiones había gavillado algunos tiros al aire…
La cosa es que en otras de las mesas veo un ciervo sentado, escuchando atentamente la conversación. De pronto se paró y empezó a correr por la plaza, a revolcarse por el piso, se lo veía enfurecido. Poseía una cornamenta gloriosa y apenas percibió la silueta de un auto lo encaró sin titubeos como para destrozarlo, pero el coche huyó…
después giró y volvió hasta la puerta del bar, fue entonces que abandoné la silla y monté sobre el lomo del animal. Lo mismo hizo otro de los parroquianos que se presentó como el ‘Anarquista’…
Inmediatamente partimos en busca del encapuchado, el ciervo avanzaba a paso firme entre las sombras y los costados de la noche y dimos varias vueltas por la zona sin éxito.
Finalmente dijo:– Ya se donde puede estar, vamos para la ciudad… -
Al galope por la costanera, nos fuimos metiendo entre los autos y las luces. Yo tenía un poco de miedo pero el anarquista estaba aterrorizado, más cuado el carnudo se mandaba en contramano por cualquier calle sin respetar ningún tipo de norma de tránsito.
Para colmo cada tanto vociferaba como para infundirse ánimo, se paraba en dos patas, corcoveaba o bailaba, no sé…
Se detuvo en un quiosco, estaba agitado y se tomó diez latas de cerveza de un tirón. Seguimos y ahora sí que el ciervo parecía más loco que nunca, cuando frenó bruscamente, en la puerta del cementerio… nos bajamos y quedó un rato inmóvil, para arrancar al instante con una violenta inusitada.
Él solo parecía una estampida de cientos de animales enloquecidos. El primer estruendo fue tremendo, un sonido difícil de describir, me parecía estar viendo una película de vikingos, donde miles de espadas y escudos entrechocando sus metales más el griterío infernal de la batalla copaba mi espíritu…
Sin embargo, era solo él que tomaba carrera y daba sus cuernos contra las rejas de las casas de los muertos, una y otra vez. Desafiándolos, insultándolos, invitándolos a salir a pegar una vuelta por la vida… Quedó colgado de los barrotes muy lastimado y de inmediato cayó para atrás vencido (eso creí).
Al rato se levantó y vino hacia nosotros sentenciando – Estoy aturdido, gritan más de lo que yo hubiera imaginado… casi me meten adentro pero creo que se pegaron un buen susto. Estos cadáveres no se olvidarán nunca de mí.-”

Testigo Nº 15 – Alicia (32 años).


“Cuando llegamos a la casa, una de nosotras propuso no entrar
- ¡las paredes nos van a vaciar definitivamente!- enunció.
Así que nos quedamos en el jardín aguantando el amanecer… Sin querer habíamos conformado un triángulo energético…
De repente salió un enorme sapo de atrás de los arbustos y enfiló para donde estábamos sentadas. Parecía sonriente, pero lo que más nos llamó la atención es que se detuvo simétricamente en el centro del triángulo…Entonces fue desapareciendo gradualmente hasta no dejar a la vista otra cosa que la sonrisa sin dientes y sin boca, como si se lo hubiera tragado la tierra…
Inmediatamente unos pájaros que habían constituido su guarida-hogar debajo del tejado, provocaron tal estruendo con su aleteo que nos asustaron muchísimo. Todas estuvimos de acuerdo y nos refugiamos en la casa…”

Testigo Nº 314 – Carlos S.M. (62 años).


Andábamos de boliche en boliche con unos amigotes de la primera y en una de esas encaro a una minusa bien pinchada que planchaba en un rincón. No sabes el susto que me pegue cuando descubrí que estaba abrazada a un perro… Seguí de largo y no dije nada, gustos son gustos.
Al rato aparecimos caminando por Alem, ¡qué farra viejo! Entre el batifondo de piernas y caras, surgió la cabeza del perro que me miró con sonra. Quedé perplejo, paralizado, y en cambio mis amigos no lo advirtieron.
Arrebatado propuse que rajáramos del centro para ir a una festichola que se daba en un barrio alejado (por la zona del Alfar). El bondi nos dejó en un lugar silencioso, de sombras mortecinas y calles diagonales. No tardamos en reconocer que andábamos perdidos, dando vueltas sin brújula.
Y ya te imaginás lo que pasó: en una esquina nos esperaba un perro fanfarrón. Esta vez nos siguió a una distancia prudente, con marcha cansina imitaba nuestros movimientos; si doblábamos doblaba, si parábamos paraba y parecía querer incorporarse al grupo. Cuando no pude más le grité:- ¿qué querés, qué buscás, qué bicho te picó? –
sin evitar nuevamente sus irónicos gestos me contestó: - ¿quieren que los lleve a la fiesta?
- Sí – Dijimos todos con desconfianza, teniendo en cuenta que hablábamos con un animal.
Siguiéndolo, encontramos la casa que no estábamos en condiciones de hallar. El perro se quedó en la fiesta como uno más y no me asombró demasiado, incluso cuando me batieron que era el dueño de casa”.

Testigo Nº 1012- Horacio (18 años).


“Fui a bailar, como la noche anterior, a una discoteca que sin ser gran cosa me había gustado. Todavía era temprano, pero igualmente la pista se encontraba ya bastante tupida.
Entre los bailanteros distinguí a uno que descollaba por sus movimientos intrépidos, me acerqué y para mi gran asombro era Michael Jackson (uno de mis ídolos)…
La gente comenzó a correrse a un costado, para observar hipnotizada al danzarín mientras aplaudían rítmicamente. Después de un rato el muchacho se cansó y vino caminando derecho para mi lado.
Cuando estuvo delante mio me miró como aun viejo amigo desconocido, sin pasos intermedios me besó en la boca y balbuceó – Mucho gusto Leopardo…-
y se perdió en la marea de gente”.

Testigo Nº 22 – Cabo Gutierrez (24 años)


“Ese verano me habían encomendado la misión de custodiar, todos los fines de semana, una zona concurrida: La calle Alem y sus alrededores.
Desde algún umbral retirado observaba tratando de detectar o bien prevenir cualquier alteración al orden. Lo que sí no me esperaba, era encontrar una foca entre los sospechosos.
Yo estaba parado cerca de un boliche de ambiente bastante pesado cuando oí unos extraños gritos que provenían del citado tugurio. Al acercarme vi como el animal forcejaba con una niña que no debía tener más de 15 años, se veía que cargaba una borrachera epiléptica.
La chica escapó y el bicho quedó boqueando, bebía desde el suelo y cada tanto arrancaba con un alarido de esos que aturden al más sordo.
Me lo iba a llevar pero me dio pena, entendí que estaba muy solo ese animal (supongo que me vi reflejado en él), en ese momento descubrió mi presencia y se me vino encima enloquecido
-¿Dónde está, donde está mi angelito?... – Gritó buscando pelea.
Agresiones no iba a tolerar, así que lo levanté, aunque debo reconocer que con verdadero asco porque tenía la piel muy aceitosa… ya en la comisaría le exigí los documentos, a los que respondió: – No uso – y acto seguido se presentó como Leopardo Vir Thomsio, ése fue el nombre que deletreó.
-¿Fecha de nacimiento?
-Mañana – y agregó – Fallecido el 7 de Noviembre de 1992
-Ah… ya lleva 3 meses de muerto – me reí
-No, en trance
-¿Nombre del padre?-
-Cacique Dosuna
-¿Nombre de la madre?-
- Ernestina Falucho…-
Estuvo detenido algunas horas, cuando lo largamos preguntó para donde quedaba el mar, y se alejó a grito pelado, reptando por la calzada.
Al otro día descubrí en las necrologías de un periódico de la ciudad un aviso anunciado (irónicamente, calculo) el nacimiento del “Don Leopardo Vir Thomsio”.
Sin perder tiempo pedí una entrevista con el jefe, le mostré la noticia, el libro de actas de la seccional y le conté la historia. Me escuchó amablemente. Horas más tarde fui expulsado de la institución”.

3/05/2006

Ansiedad

Este es un documento personal y su relato se basa en mi desconcierto con respecto al tiempo y las emociones que me ocurren en estas fotos.    
El tiempo se fracciona de manera infinita, pero cada fracción se retiene desde el preciso momento que lo percibe la vista. Cada una de esas imágenes reemplaza a la anterior formando un video de continuas diapositivas que por medio de neuronas se logran relacionar infinitamente aunque su simple relación sea el antagonismo. Queda claro hasta aquí que la vida es un conjunto de relaciones, que son conjuntos de videos, que son conjuntos de imágenes que son indivisibles. Sin embargo un aislado conjunto de mecanismos biológicos desglosa cada una de esas imágenes relacionándolas con las siguientes, y así logrando un racionalismo en los pensamientos y una secuencia.  
Seguido a esta imagen gráfica se encuentra por lo menos en mí el inexplicable motivo por el cual siento estar viviendo el presente como el pasado de manera absolutamente literal. Para aclarar dudas presento un gráfico:



Con esto me refiero a un anhelo por cada segundo que vivo y que próximamente voy a vivir, determinando a esto como un período de tiempo. El sentimiento de vivir dos vidas paralelas situadas en tiempos distintos no marca mucho más que confusión y el presentimiento de que quizás esta idea carezca de un tiempo real. Por lo tanto el objetivo es averiguar cuál es la realidad ficticia a pesar de que racionalmente considere al presente como la única posible realidad, pero esto sería una idea estructurada a pesar de que no se me ocurra otra.
Al escribir esto repentinamente me doy cuenta que es mas simple considerar una idea estructurada a seguir indagando en esta sensación de tiempo interno, y borraría todo, pero no voy a hacerlo.
¿Qué posibilidad existe de que el tiempo sea solo una percepción del espacio de manera ordenada, a pesar de que surgen diversas acronologías (como la misma que fui capaz de relatar dos párrafos anteriores)? Acá surgen dos ideas antagónicas, de todos modos, si las acronologías pasan a ser parte del presente cronológico dejan de ser lo que se denominan para formar parte de la foto ¿o no? Para aclarar dudas describo una imagen: Nos encontramos con una fotografía y una persona; si la persona se inserta en la fotografía deja de ser una persona y pasa a ser la fotografía de una persona.


No sé que más decir al respecto. 

3/03/2004

Testigo Nº 4 – El explorador.



“Me habían hablado de una tribu indígena que residía en algún paraje aledaño a la ciudad de Mar del Plata. No existían libros ni cartografía al respecto, y los conocedores del tema aseguraban que caminando al sudoeste erráticamente durante varias horas (hasta un día según el paso) se podía llegar con tranquilidad… .
.
Aconsejan llevar alcohol suficiente para el viaje, ir desarmado, solo y fundamentalmente, salir de día y arribar después del crepúsculo; de lo contrario sería imposible encontrar a los nativos, ya que no soportan el sol y recién abandonaban las sombras de las cuevas bien entrada la noche…
Así lo hice, dejé temprano el asfalto y caminé a campo traviesa sin mirar atrás…
.
Pasado el mediodía logré superar una serie de lomas bastante empinadas y otros obstáculos que imponía el terreno…
.
Andaba cerca.
Más tarde noté un brusco cambio en el tipo de suelo, vi como mis pisadas se hundían una especie de tierra movediza o ceniza volcánica.
.
También pude apreciar extraños cráteres y ciertas formaciones pedregosas que nada tenían que ver con las características de la geografía circundante… ahora sí estaba dentro de los límites del territorio de los “lunáticos insolados”.
.
Tuve miedo, de hecho el sol aún no había caído. Me senté decidida a esperar la indispensable oscuridad, para eso destapé la cantimplora y bebí de a sorbos hasta la última gota….
Me despertaron dos personajes de rostros inconclusos que al percibir el terror que desnudaban mis gestos, no ocultaron su agrado. Me levantaron, uno de cada brazo y casi en el aire fui transportado hasta la puerta de la cueva del mismísimo “Cacique Dosuna”.
.
Éste no tardó en aparecer; para gran sorpresa mía no vestía la tradicional indumentaria indígena de Hollywood, y además exhibía dos cabezas, o mejor dicho dos caras.
.
De manera tal que en un momento creí que se había dado vuelta pero una voz que emanaba de otra cara siguió hablando como si nada hubiera pasado.
.
Entonces fue que me convidó La Pipa y me miró tan profundamente que aluciné una radiografía…
.
– Sé por qué hizo este viaje- dijo. Quise hablar pero no me dejó, – solo tiene que escuchar, voy a referir la historia por única vez. Soy el Cacique Dosuna (dos de una), jefe de la tribu y guía espiritual de sus miembros… Tuve seis hijos; uno de ellos llamado Leopardo Vir Thomsio, quien resultó tan incivilizado y ilimitado que hasta le hizo frente a si propia muerte…
.
Su espíritu anda suelto y es capaz de tomar una o muchas cabezas a la vez. Ingresa en todos los organismos que lo invocan a través de la debilidad, los vicios, el insomnio y el resentimiento. Se instala en el hipotálamo y desde allí gobierna los sentidos y las acciones…
.
Hizo un silencio y continuó.–Cuando vuelvas a la ciudad contarás la historia tal como sucedió, total, nadie te va a creer…-
.