11/12/2012

El vuelo 623 de Dream Airways.


Nos instalamos en el camping, cada uno con su carpa excepto Julián y yo que decidimos dormir en el auto. Pasa rápido la noche y al día siguiente nos levantamos muy temprano para tomar el vuelo. 
Subimos a un Airbus 380 por la puerta trasera que nos conducía a la primera clase, nos sentamos, nos conocíamos todos. En el televisor principal de primera clase estaban pasando un noticiero con la filmación de un avión con el fuselaje en llamas, gente tirada en el piso, los asientos a medio quemar y una mujer en primer plano con su bebé diciendo que todo era un caos y que su bebé estaba muerto. Me asomo para ver el sector Turista y noto que es ahí donde está ocurriendo el incendio.
Corro, grito, todos gritan, con un brazo enyesado golpeo las ventanas y el policarbonato ni siquiera se raya. Entonces accedo a la puerta y logro abrirla, bajo corriendo y detrás mio bajan dos personas mas. La puerta se cierra.
Escucho el zumbido de los motores de un space shuttle que amagan despegar, hasta que el avión despega, estalla en el aire como los muñecos de año nuevo, cae el motor, salen fuegos artificiales, pánico.
¡¡Julián está adentro!! pienso, lo digo llorando, hubiese preferido morir yo también. Los espectadores lloran. Me llega un mensaje suyo diciendo ''Están tus amigos, hay Boeing 747, 737, Airbus 380, 330, 320, te amo''
-Las estrellas cuando se mueren se convierten en agujeros negros - Me dice una chica, y el avión que no paraba de estallar en el aire se consume y cae como una esfera luminosa a mi mano. Yo no paraba de llorar.
Me levanto llorando, y mis primeros indicios de conciencia aparecen cuando veo a Julián acostado al lado mío, sin saber todo lo que le había pasado.

11/10/2012

No hay nada más perjudicial para el espíritu aventurero del hombre que la idea de un futuro estable. El núcleo esencial del alma humana es la pasión por la aventura. La dicha de vivir proviene de nuestros encuentros con experiencias nuevas y de ahí que no haya mayor dicha que vivir con unos horizontes que cambian sin cesar, con un sol que es nuevo y distinto cada día.

11/06/2012

Flagelo

Automáticos son los pensamientos que me derivan a la misma situación; sentarse, dudar y pensar siempre las mismas cosas, que parecen ser abstractas, ficticias, un sueño y nada más. Ese rumbo delante es el impulso pero todavía no se si confiar. 

Esperar cada minuto, cada segundo, cada día pasa lento y se descuenta, sin embargo tan fugaz la vida. Me derrito en él; él en mi; yo en la súplica, de momentos esporádicos y actualmente irreales que decantan en el deseo relacionado (como siempre) con el amor. 

Mi vida evoluciona y se libera de lo mas grandioso que tiene. Ahora que estoy vacía cabe otro mundo en mí. Ahora que la felicidad me exige, las lágrimas se desfallecen y vuelven a ser (como siempre) un texto más...

Conjuntos

Insertarse implicaría una colocación incómoda y el mantenimiento de una tensión entre dos modos de vida diferentes, y tal vez, esencialmente incompatibles.
Si existiese la posibilidad de que nuestros valores estén invertidos, y que las cosas se relacionen infinitamente aunque su simple relación sea el antagonismo, puedo volcar a un papel ideas inconexas para darle sentido a este mismo, y referirme a la vida como conjuntos.